El masaje balinés es una técnica milenaria que combina la digitopuntura, la aromaterapia y el masaje, pasa conseguir uno de los masajes más relajantes del mundo.

Este masaje procede de indonesia, concretamente de la isla de Bali (de ahí su nombre). La tradición cuenta que el masaje balinés es un regalo de la Diosa Hindú de la Belleza; según la leyenda, Lakshmi, la Diosa de la mitología indonesa, fue quien enseño y trasmitió al pueblo dichas técnicas de masajes.

Este magnífico tratamiento se combina a partir de masaje, digitopresión y aromaterapia, toda en una sola sesión. Es un masaje ideal para relajarse y es muy útil para calmar los músculos. La técnica balinesa aúna influencias de un gran número de culturas, incluida la medicina tradicional china y la medicina tradicional india, especialmente del Ayurveda.