El masaje Lomi-Lomi Hawaiano se centra en la búsqueda de zonas congestionadas en el cuerpo dispersando la energía. Se realza mediante el movimiento de las palmas de las manos, los dedos pulgares, nudillos y los antebrazos con movimientos rítmicos como la danza.

La terapeuta trabaja con los antebrazos creando ondas expansivas sobre el cuerpo humano que son a la vez relajantes y vigorizantes. Lomi-Lomi es un masaje integral que une cuerpo, alma y espíritu en un conjunto inseparable.

Recibir un masaje Lomi-Lomi es como sentir el suave balanceo de las olas del mar sobre el cuerpo, es ser recogido y masajeado en todo el cuerpo.